CINE Y TEATRO EN LA MAPBA

El Sábado 20 de Septiembre, además de las habituales películas clásicas, expondremos una obra Teatral en la Mutual de Arquitectura a las 18 horas.

Invitamos a todos a concurrir para disfrutar de un muestra de gran calidad y guión con un mensaje social importante.



MAPBA 20 AÑOS

CINE EN LA MAPBA - PROGRAMA DEL PRÓXIMO FIN DE SEMANA

*Cliquear para agrandar
MAPBA 20 AÑOS

CINE EN LA MAPBA

Como el cine en la Mapba ha resultado un éxito, hemos ampliado las proyecciones de los sábados a los días domingos.
Aquí las películas que pasaremos este fin de semana:

Sábado 6 EL VIOLIN ROJO con Samuel Jackson.
Domingo 7 ES UN MUNDO FELIZ . de Ken Loach.



Seguimos con la modalidad de la Gorra o cine Gratuito.

Gracias a todos para acompañarnos

MAPBA 20 Años

Imagen - Los textiles abstractos y la indumentaria andrógina de Varvara Stepanova

Luego de la revolución del 17, la tarea de implementar una transición desde el paradigma burgués –del pasado- hacia una cotidianeidad proletaria recayó sobre artistas y pensadores, quienes, pasando a la acción, debían consolidar éste pasaje a través de la producción de objetos de la vida cotidiana, entendidos como “objetos socialistas”. Varvara Stapanova se inscribe dentro de éste grupo. Perteneció a la segunda camada de artistas de la vanguardia rusa post - revolucionaria, dentro del marco del movimiento constructivista. Un inédito estado de situación propició su paso de las artes (poesía y pintura) a la participación y actividad dentro del área de diseño de indumentaria y textil para Tsindel, la primera fábrica de algodón estampado estatal, en 1923: por un lado, la campaña bolchevique para la emancipación de la mujer en el socialismo presentaba a la misma como una trabajadora a la par del varón, en tanto entre las premisas del constructivismo se encontraba el rechazo a las nociones convencionales de género artístico (asociadas a la masculinidad) como de las jerarquías de las bellas artes sobre las artes aplicadas (éstas últimas asociadas con la actividad femenina). Éste igualitarismo tenía un modelo de mujer – proletaria- de apariencia indiferenciada. 



Es en éste marco (que también visaba cambiar, sino abolir, el concepto de “moda”, por considerarla un fenómeno burgués) que Várvara Stepanova,  comienza con estampados visuales en dónde se evidencia su paso del lienzo al textil sin solución de continuidad: geometría, líneas puras, figuras abstractas; creando tramas con secuencias seriales coloridas para reemplazar cualquier ornamentación, considerada innecesaria. En un año diseñó 150 (ciento cincuenta) estampas, aunque sólo ingresaron a taller una veintena.
Su trabajo en diseño de indumentaria no estaba menos ligado a los objetivos del momento. A partir de ellos, Stepanova afirmaba que el concepto de moda debía ser reemplazado por una concepción del vestir basada en el uso y por ello la ropa debía diseñarse de modo que se adaptara a la producción (de acuerdo a las funciones). Así creó tres tipos de prendas a partir de tres categorías perfectamente diferenciadas:

El Prozodezhda: o traje de producción, era una prenda que se adaptaba perfectamente  a los requerimientos de la profesión del usuario, proveyendo una máxima comodidad a los trabajadores (ya se trate de él o ella).

El Spetsodezhda: una prenda especializada con una función productiva específica: se trataba de ropa protectora especial para cirujanos, pilotos, bomberos, trabajadores de fábricas que manejaran ácidos, etc.

El Sportodezha: las prendas deportivas y de ocio.

Los trajes se ajustaban en función de la especificidad del entorno. En el primer y segundo caso, las prendas eran pensadas como una interface espacial textil entre el cuerpo y la  maquinaria, eran envolventes, la silueta se recortaba en un perfil marcadamente anguloso que se completaba  con múltiples pliegues que formaban bolsillos para las herramientas; eran de escaso o ningún esteticismo dado que su componente determinante era el impacto social. En todos los casos, se cumplía una misión ideológica. La ropa debía uniformar, ser fácil de llevar, se cortaba de manera sencilla y no debía limitar la libertad de movimientos.

La propuesta, basada en un futuro proletario y una moda igualitaria, estaba reñida con la realidad transicional.

La revolución en el vestir, al menos en los intentos de Stepanova, no pudo ir más allá de los prototipos para el vestuario teatral de obras oficiales, prendas utilizadas por la elite intelectual y mucha ropa deportiva, toda una declaración de principios de igualitarismo social frenada a partir de los nuevos cambios que trajeron aparejados los sucesos de 1930, pero ése es otro relato…

María de la Cruz Rojo
Croix Asesoramiento de Imagen
croix.asesoramiento@gmail.com
croixasesoramiento.blogspot.com.ar

Fuentes


Seminario de Pequeñas Obras y Refacciones II

Inicia 9 de Septiembre

*Cliquear para agrandar
MAPBA 20 AÑOS

SEMINARIO HERRAMIENTAS DEL DIRECTOR Y JEFE DE OBRAS

COMIENZA EL 3 DE SEPTIEMBRE

*Cliquear para agrandar

LOS ESPERAMOS

MAPBA 20 AÑOS

Asesoramiento de Imagen - Manual de Estilos - Arty Style

El cruce entre moda y arte es un tema manido desde Croix, uno de los favoritos, quizás porque la respuesta al por qué de ése encuentro radica en el entramado de lo coyuntural. Occidente registra uno de los primeros momentos de ése cruce a principios del siglo XX, a partir de la influencia que los amigos –artistas- de Poiret (entre quienes estaban Man Ray, Fortuna y André Derein), tuvieron en sus creaciones. Fue Yves Saint Laurent quien, pasada la mitad del siglo, levanta el guante dejado por Poiret al jugarse – y ganar- presentando una colección de vestidos Haute Couture inspirados en la obra de Piet Mondrian “Composición en Rojo, Amarillo y Azul” (1) y de allí en adelante, tomar o evocar a los artistas que sentía próximos a su trabajo. El movimiento cíclico lo vuelve a poner en el tapete al finalizar la primera década de éste siglo y en el año 2008 vimos como la moda se apoyó en el arte para darnos una temporada en la que surrealismo, abstraccionismo, impresionismo, cubismo y romanticismo ganaron las telas (tomadas como lienzos) para dar unas maravillosas  colecciones de estética pictórica, entre las que destacaron las de Prada, Dolce & Gabanna, Balenciaga, Dior, Chanel, Fendi y Saint Laurent.

Tal es la fuerza del binomio, que ha alcanzado categorización de estilo propia: Arty, la misma refiere a los estampados coloridos que reproducen o crean un diseño inspirado en el mundo del arte, y la próxima temporada (actual europea), lo tiene como protagonista.

Al hablar de “Arty”, nos estamos refiriendo a la utilización de los textiles como lienzos, en los que encontramos pinceladas high energy y brochazos; aparecen estampas de historietas que indefectiblemente nos llevan a recordar a Ray Lichtenstein y sus comics, y tanto es así que consideramos que se trata de una tendencia muy basada en los trazos y las texturas de Pollock y en los comics, grafittis o la repetición de labios (por doquier) típicos del movimiento pop. Sin embargo, también encontramos estampados florales, abstraccionismo, hiperrealismo y cubismo. No solo las prendas, los complementos (ideal para las que prefieren acercarse a la tendencia o llevarla a discreción) también tienen protagonismo: la vemos para anteojos, zapatos, carteras, foulares, bijouterie, etc.

Al tratarse de un estampado con mucho colorido (¡y formas!) hay que tomar el recaudo de elegir UNA prenda y acompañarla con neutros, para lucirnos y no salir a la calle como si fuésemos la apoyatura de un Van Gogh.

Mencionamos el colorido, pero algunas propuestas también se centran en los pasteles, más acordes al pantone de éste año.

Chanel, Saint Laurent, Prada y Dolce & Gabanna –nuevamente-, Oscar de la Renta, Céline, Armani, Zara, Mango, Bimba y Lola ofrecen propuestas interesantes para un estilo muy urbano, más propio de un clima cálido (por colorido y tipos de estampados) aunque no por ello debemos desanimarnos, tal vez incluir un foulard o pashmina para el frío es una buena idea para practicar un poco de vanguardismo (en nuestras tierras), lo cual no será problema para aquellas de estilo creativo, es una tendencia especial para ellas. Las tendenciosas, se suman de manera necesaria y las dogmáticas lo contemplan desde sus paradigmas de estilo.
Idiosincracias aparte, resulta indiscutible que se trata de un estilo que ha ganado pasarelas y calles y que nos acerca o recuerdan de manera funcional a propuestas artísticas que de otro modo tal vez hubiesen pasado inadvertidas a modo de olvidadas piezas de museo.


María de la Cruz Rojo
Croix Asesoramiento de Imagen
croix.asesoramiento@gmail.com
croixasesoramiento.blogspot.com.ar


Notas

Fuentes
Vogue Latinoamérica – Edición Marzo 2008